Caos total

Uno de los temas que más ha dado que hablar (y seguramente lo seguirá haciendo) en esta final han sido los ultras. La Europa League es la competición en la que más actividad tienen estos grupos, y el miércoles Lyon se convertirá en el epicentro sobre el que todas las miradas se detengan.
No es un secreto que el Olympique de Marsella cuenta con una de las hinchadas más radicales de toda Europa, como tampoco lo es que sus diferencias ideológicas con los ultras atléticos harán de este choque un partido de alto riesgo.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Lyon se encuentra a menos de 400 kilómetros de Marsella, lo que invita a pensar que el desplazamiento de les phocéens sea masivo. Dentro de esta movilización se incluirá la de las diferentes secciones ultras como CU74 o Dodgers. Estos últimos ya fueron protagonistas en el Vicente Calderón en 2008, cuando Olympique y Atlético se cruzaron en la fase de grupos de Champions.
Aquel día los ultras marselleses realizaron una de las más actuaciones más recordadas por la hinchada la atlética, provocando el cierre del estadio debido a la sanción impuesta por la UEFA. Las bengalas y los enfrentamientos con la policía provocaron varias detenciones, e incluso un policía nacional sufrió graves heridas por el lanzamiento de asientos.
Por otro lado, el Frente Atlético también hará acto de presencia en Lyon. Los ultras colchoneros saben que no puede faltar a esta cita, puesto que el hacerse con una “buena” reputación a nivel internacional pasa por días como este.
La hinchada colchonera posiblemente cuente con el apoyo de ultras de equipos como el Ruch Chorzow (Polonia), el Fortuna Dusselsorf (Alemania) y la Roma (Italia). Las similitudes ideológicas de unos y otros les hacen afines, al mismo tiempo que contrarios al antifascismo que abandera la hinchada radical del Marsella.
Otra de las cuestiones es la participación de Bad Gones en las posibles reyertas que se lleven a cabo en la ciudad. Los ultras del Olympique de Lyon no dejarán de pasar desapercibidos, al igual que su hermanamiento con Ultras Sur. Este puede que sea uno de los factores más importantes, puesto que de haber una movilización de ambos grupos las posibilidades de que haya enfrentamiento pasarían a ser muy altas.
En definitiva, el que más perjudicado puede acabar saliendo es el aficionado atlético de a pie. Al igual que en 2015 muchos sevillistas sufrieron ataques indiscriminados en Polonia por ultras del Slak (de ideología fascista) por ser considerados Biris (de ideología antifascista), esperemos que los colchoneros que únicamente quieren apoyar a su equipo en la grada y disfrutar de la final, no se vean afectados.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Uno de los temas que más ha dado que hablar (y seguramente lo seguirá haciendo) en esta final han sido los ultras. La Europa League es la competición en la que más actividad tienen estos grupos, y el miércoles Lyon se convertirá en el epicentro sobre el que todas las miradas se detengan.
No es un secreto que el Olympique de Marsella cuenta con una de las hinchadas más radicales de toda Europa, como tampoco lo es que sus diferencias ideológicas con los ultras atléticos harán de este choque un partido de alto riesgo.